Cuidando las exportaciones e importaciones: ¿Qué plantean los candidatos en materia de comercio exterior?

Entre el 2000 y 2019 las exportaciones totales se han multiplicado por casi siete veces, y las no tradicionales, que generan mayor valor agregado, casi se duplicaron, de acuerdo con estimaciones de Cómex-Perú. Este ha sido el resultado de una política de apertura comercial que el Perú mantiene en las últimas dos décadas, y que se ve reflejada en los 22 acuerdos comerciales vigentes y algunos más que se encuentran en camino.

Por ello, el comercio exterior es un sector de suma importancia para la economía peruana, y está también en la mira de las propuestas de los candidatos a la presidencia del Perú.

LEE TAMBIÉN: ¿Por qué los candidatos no deberían prometer la creación de millones de nuevos empleos?

En el plan de gobierno de Juntos por el Perú, por el cual postula Verónika Mendoza, se propone, por ejemplo, que se revisen todos los tratados de libre comercio (TLC) “con el objetivo de defender nuestra soberanía e independencia económica y promover una economía diversificada”, y el domingo, en entrevista con “Punto final”, Mendoza consideró que se debería aplicar también una política de salvaguardias y revisar aranceles para proteger la producción nacional.

Verónika Mendoza. (Foto: GEC)
Verónika Mendoza. (Foto: GEC)

George Forsyth, de Victoria Nacional, también ha propuesto que se impongan salvaguardias a las importaciones para proteger la industria; y aunque esto no ha sido detallado en su plan de gobierno, sí fue planteado por el candidato durante una presentación ante el Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales (CIEN) de la Asociación de Exportadores (ÁDEX).

Por su parte, Acción Popular (Yohny Lescano) ha planteado la desglobalización de la economía.

LEE TAMBIÉN: ¿Agua para todos?: Una mirada a las propuestas de los candidatos

MEDIDAS INVIABLES

Las propuestas mencionadas, además del planteamiento de fusionar Mincetur con Relaciones Exteriores, son las que han generado mayor preocupación en el rubro, y que son calificadas como negativas por el centro de investigación de ÁDEX [ver infografía].

Los planteamientos sobre acuerdos comerciales y protección de la industria. (Infografía: Raúl Rodríguez/El Comercio)
Los planteamientos sobre acuerdos comerciales y protección de la industria. (Infografía: Raúl Rodríguez/El Comercio)

Muestran un desconocimiento del sector. Si hay una lección aprendida es que las políticas de libre mercado e integración al mundo son las que han generado mayor crecimiento económico. Eso es un hecho”, comenta Jessica Luna, gerenta general de Cómex-Perú.

LEE TAMBIÉN: Sueldo mínimo: ¿Qué plantean los partidos políticos para futuras alzas de la RMV y cuán viables son?

Carlos Posada, director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (Idexcam) de la CCL, señala que los planteamientos sobre modificar y renegociar TLC, que también llegan de partidos como Perú Libre (Pedro Castillo) y Frente Amplio (Marco Arana), pueden poner en riesgo las políticas de intercambio que existen en el caso de las importaciones, y que inciden en muchos pequeños negocios y emprendimientos que se dedican a la importación en menor escala.

“Aquellos que quieren salirse de los TLC son propuestas extremas que no tienen ningún sentido práctico ni realista sobre lo que hoy es comercio exterior. No hay país en el mundo que pueda generar prosperidad en cuanto a comercio exterior si está desconectado del mundo. Una de las patas del crecimiento de un país y del Perú respecto al PBI es justamente las exportaciones”, indica Posada.

Sobre este punto, Luna resalta que la cantidad de micro y pequeñas empresas (mypes) que se dedican a la importación pasó de 25.075 a 35.066 entre el 2000 y 2020.

Cuando se habla de revisar los TLC, se habla de un solo lado de la moneda. ¿Qué pasa con nuestras importaciones? Un acuerdo comercial es un acuerdo de negociación. Abres tu economía y ellos también la abren. [Revisar los TLC] es una propuesta populista. No le dice al ciudadano que eso va a tener un efecto de que se pueden cerrar los mercados para las exportaciones e importaciones”, añade Luna.

En tanto, Edgar Vásquez, director del CIEN de ÁDEX, considera que es antitécnico que un candidato plantee desde ya imponer una medida de salvaguardia para un sector, porque para concretarla se requiere un debido análisis y estudios que no son inmediatos.

El sector confecciones y textiles busca que se apliquen medidas antidumping contra los productos que llegan desde China. (Foto referencial: Difusión)
El sector confecciones y textiles busca que se apliquen medidas antidumping contra los productos que llegan desde China. (Foto referencial: Difusión)

Según Vásquez, en el proceso de aplicar una salvaguardia, medida compensatoria o antidumping (instrumentos de defensa comercial que han sido estipuladas por la Organización Mundial de Comercio (OMC) y replicadas por diversos países como el Perú en sus TLC), se debe considerar tres aspectos medulares: es necesario determinar que hay un producto que entra con un precio dumping, que está siendo subsidiado o que su importación ha crecido súbitamente; que la rama de la industria nacional que compite con ese producto está afectada, lo cual se analiza a través de estadísticas, se estudia y se detecta la coincidencia en la afectación a dicha la industria local; y en tercer lugar, se debe encontrar una relación causal entre el impacto que sufre la industria en cuestión y la relación con esa práctica de comercio que se quiere corregir.

LEE TAMBIÉN: La Sunat, el IGV y el Impuesto a la Renta: ¿Qué quieren hacer los candidatos con la recaudación tributaria?

Por eso, en este caso del Perú, el que realiza la investigación es Indecopi y quien puede solicitar la medida es la industria afectada, o el Indecopi inicia investigación de oficio”, precisa Vásquez. “Estamos a favor de que se corrijan las distorsiones en donde estén, pero las investigaciones se deben hacer con la debida investigación y la neutralidad del caso que amerita una autoridad de este nivel”, argumenta.

Además, Vásquez alerta que es un mensaje populista ofrecer de entrada la aplicación de estas medidas de protección comerciales “porque se está ofreciendo algo que en la práctica no se va a poder cumplir necesariamente; y se ofrece algo que puede dañar las relaciones internacionales del Perú”.

Cuando se imponen medidas por corte político de manera antitécnica, nos ponemos en riesgo de sufrir medidas de retaliación contra los productos exportadores peruanos. Por ahí a nuestra preocupación”, puntualiza.

LEE TAMBIÉN: Pobreza en el Perú: Un nuevo diagnóstico tras la pandemia y el enfoque que deberá priorizar el nuevo Gobierno

¿FUSIONAR MINISTERIOS?

Otro planteamiento realizado por Renovación Popular (Rafael López Aliaga) y Victoria Nacional, aborda la necesidad de que se fusionen los ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) y Relaciones Exteriores (RR.EE.); o que uno de estos absorba las prácticas del otro.

Mincetur. (Foto: GEC)
Mincetur. (Foto: GEC)

Para Luna, esta propuesta no sería eficiente. “En el Mincetur existe la gerencia de facilitación de comercio que ve todo lo que es eficiencia logística. No es una capacidad que tenga la Cancillería, no es un ‘expertise’ diplomático. Lo que va a hacer es que cualquiera de esos cambios institucionales te generan siempre un periodo de transición”, comenta.

En tanto, Posada remarca que en el caso de Comercio Exterior una fusión o absorción ministerial con Cancillería podría ser negativa en el sentido de que Mincetur “tiene un prestigio ganado”, debido a su labor con los diversos acuerdos comerciales que se han concretado en los últimos años. No obstante, apunta que ahí también hay oportunidad de seguir mejorando en lo que se ha logrado.

LEE TAMBIÉN: Contraloría de la República: Solo cuatro de siete partidos políticos tienen propuestas para potenciar este órgano

No está mal que el Perú tenga más tratados, pero no me parece una parte estructural tener que seguir negociando nuevos tratados para seguir ampliando nuestra llegada. Hay que aprovechar mucho más lo que ya tenemos. Abrir un mercado te toma de cinco a 10 años. En esos destinos ya estás compitiendo”, puntualiza.

SUSCRÍBETE AQUÍ A NUESTRO NEWSLETTER



TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir