Debilidades y los retos del sector salud: ¿Qué debe priorizar el próximo presidente?

La pandemia del COVID-19 ha desnudado aún más las debilidades del sector salud en el Perú. Durante el último año, lo hemos constatado con la falta de camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y de médicos intensivistas, así como con las dificultades para encontrar medicamentos.

Con la lección que nos deja el coronavirus y en vísperas de las elecciones presidenciales, es importante conocer cuáles son las urgencias de este sector.

Janice Seinfeld, directora ejecutiva de Videnza Consultores, indica que, para identificar las diferentes brechas e intentar cerrarlas, se debe empezar analizando cómo mejorar el servicio que se le da al paciente y a raíz de ello identificar las prioridades.

MIRA: Colegios privados golpeados por deserción y nuevas exigencias del Minedu

Desde esa perspectiva, un estudio de Videnza y la Red de Estudios para el Desarrollo (Redes) identificó brechas de infraestructura, de recursos humanos y problemas en el abastecimiento de medicinas y dispositivos médicos.

En cuanto a infraestructura, el informe detalla que en Essalud la brecha para el 2035 se estima en S/28.281 millones, mientras que en el Minsa es de S/27.545 millones.

En esa línea, Hernán Ramos, gerente central de seguros y prestaciones económicas de Essalud, señala que el Banco Mundial determinó en el 2018 que el seguro social tenía 406 establecimientos, pero necesitaba 590. Eso, además, de realizar mejoras y mantenimiento a las instalaciones de los centros de salud ya existentes.

RECURSOS HUMANOS

Respecto a la falta de personal de salud, Paola del Carpio, research coordinator en Redes, menciona que en el Perú por cada 10.000 habitantes tenemos 24 profesionales de la salud [ver infografía].

“La Organización Mundial de la Salud recomienda a los países tener como mínimo 45 profesionales. Entonces, el Perú está bastante lejos del ideal. Solo dos de sus regiones cumplen esa recomendación”, indica Del Carpio.

En esa línea, el Minsa estima que la brecha es de 73.093 profesionales en el ámbito nacional, y solo en Lima, 8.685. En Essalud, según Ramos, la brecha actual es de 9.000 enfermeras y 5.000 médicos.

Una mirada al sistema de salud en el Perú
Una mirada al sistema de salud en el Perú

RECOMENDACIONES

Con miras a los próximos cinco años, desde Videnza sugieren que se debe priorizar la mejora del equipamiento y de la infraestructura del primer nivel de atención, ya que de esa manera se evitaría que los hospitales tengan una demanda muy alta.

“La literatura dice que alrededor del 80% y 85% de la demanda de los ciudadanos se puede resolver en el primer nivel”, precisa Seinfeld.

Ramos indica que de los 490 establecimientos que hay en Essalud, 449 son del primer nivel. Para ello, indica que se ha trabajado un plan que busca cerrar la brecha de infraestructura y fortalecer tanto el primer como el segundo nivel.

Al respecto, Del Carpio advierte que a escala nacional la mitad de establecimientos del primer nivel no tiene médico y ocho de cada diez tienen infraestructura inadecuada.

En cuanto al déficit de los recursos humanos, Seinfeld menciona que se debe mejorar la distribución de personal de salud. “El primer nivel se divide en cuatro subniveles y el primero de estos, que son la mayoría, no debe tener médicos, según la normativa”, explica.

Asimismo, otra oportunidad de mejora, según Seinfeld, es modernizar el currículo de las carreras de Medicina e identificar cuáles son las especialidades con mayor déficit de profesionales para trabajar de la mano con las universidades.



TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir