Demanda de productos de belleza profesional cae en peluquerías pero sube su consumo directo

Sigue siendo el canal más importante para los productos de belleza profesional; sin embargo la demanda de las peluquerías ha caído ante las restricciones de aforo, de horario y su aún lenta recuperación, cediéndole terreno al consumo directo que, por el contrario, ha venido aumentando durante la pandemia.

Antes el consumidor compraba en el mismo salón de belleza estos productos para el mantenimiento y cuidado de su cabello, por ejemplo, pero hoy que la asistencia es limitada y que su bolsillo también ha sido golpeado por la crisis económica está optando por canales de retail especialista”, señala Rubén Asencios, gerente comercial de Probela Professional.

MIRA: Kion peruano con gran demanda en el exterior: El 87,5% de exportaciones en enero fueron de Junín

Y no solo ha crecido el consumo directo, también se ha notado un repunte importante de los profesionales independientes de la belleza que, ante el cierre de locales por el COVID-19, se quedaron lamentablemente sin un trabajo fijo y hoy ofrecen sus servicios a domicilio.

Las marcas profesionales muchas veces piden mínimos de compra y los estilistas al no tener acceso al crédito, ni tampoco grandes montos de inversión tienden por cadenas como la nuestra para proveerse y atender a sus clientes”, señala.

Este cambio del consumo producto del proceso de adaptación ha llevado a que también se dé una reconfiguración de las ventas de Probela. Así, mientras que antes de la pandemia el 31% de sus ventas provenía del cliente final hoy llega al 38%, explica.

EXPANSIÓN

Tal situación ha motivado que Probela –pese a la crisis sanitaria que los llevó a caer en el 2020 alrededor de 18% en ventas- siga expandiéndose hacia nuevos distritos de Lima a fin de satisfacer la demanda de este consumidor final, que opta por productos profesionales, aunque tienen un precio mayor respecto a los masivos. “Mientras que un champú de una marca comercial en un supermercado cuestas S/18, uno profesional puede bordear los S/65 y S/69, en promedio”, detalla el ejecutivo.

Así, la cadena apuesta por tener 12 nuevas tiendas en Lima este año, de las cuales tres ya han sido inauguradas recientemente en Mall Aventura Santa Anita, Minka en el Callao y Breña. “Este mes abriremos un cuarto local más en San Juan de Lurigancho y los otros ocho restantes estarán en La Molina, San Juan de Miraflores, Los Olivos, Miraflores, San Isidro, San Borja y San Luis, entre otros”, menciona.

Asencios estima que la inversión por local asciende los US$ 100.000 y US$ 120.000, dependiendo del tamaño que varía entre los 60 m2 y 90 m2.

Con ello, la cadena concluirá el año con un total de 30 locales en Lima y provincias (Piura, Trujillo, Chiclayo (2), Ica, Arequipa y Cusco). Esto los llevará también a incrementar su facturación entre 20% y 25% este 2021, respecto al 2019.

Señala que ya en noviembre pasado, la empresa logró alcanzar el mismo nivel de ventas prepandemia y en enero logró crecer; no obstante la cuarentena de febrero hizo que retrocedieran, pero las cifras de marzo ya apuntan a nuevamente igual la facturación de noviembre último, estima.

Probela distribuye marcas como L`oreal, Revlon, Wella, Sebastian, Recamier, Babyliss, entre otras, y también cuenta con cuatro marcas propias: Itely Hairfashion, Idraet, Uki y Make Up Pro.



TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir