Maestrías y programas de especialización: ¿Cómo les afectó la pandemia y cuáles son sus perspectivas para este año?

La prohibición de realizar clases presenciales a raíz de la pandemia ha golpeado a la educación escolar, universitaria y técnica, pero ha beneficiado a los programas de maestrías y doctorados, así como a los programas de educación continua.

De acuerdo a instituciones educativas peruanas que ofrecen programas de posgrado y cursos de especialización, el 2020 habría sido un año positivo en términos de aumento en el número de estudiantes. El 2021 sería aún mejor, añaden a Día1.

UNIVERSIDAD DE LIMA

Eduardo Del Solar, director del MBA de la Escuela de Posgrado de la Universidad de Lima (U. Lima), indica que en el 2020 todas las maestrías superaron la cuota mínima de alumnos para que estas puedan dictarse.

LEE TAMBIÉN: Contraloría de la República: Solo cuatro de siete partidos políticos tienen propuestas para potenciar este órgano

“Afortunadamente en todas las maestrías llegamos a la cuota. Por más que estemos pasando por una situación de crisis, la mayoría de los peruanos son conscientes de que pocas cosas traen mejores retornos que invertir en educación”, acota Del Solar.

En esa línea, Ismenia Roncal, secretaria académica de la Escuela de Posgrado de la U. Lima, acota que en el 2021 han registrado un ligero incremento en las matrículas y que la morosidad ha disminuido.

Por su parte, Milagros Villanueva, directora de la Dirección de Educación Continua de la Universidad de Lima, detalla que las matrículas crecieron en 25% en el 2020 con respecto al 2019.

“La deserción se dio solo en los cursos y programas que habían sido vendidos como presenciales y que se iniciaban en los meses de marzo o abril. Los alumnos, inicialmente, querían esperar a que las clases se reanudasen de manera presencial. Al tomar conciencia de que la pandemia duraría más tiempo, paulatinamente se fueron incorporando a la modalidad virtual”, precisa Villanueva.

LEE TAMBIÉN: Matrículas en universidades e institutos: ¿Cómo van tras la alta deserción en el 2020 por la pandemia?

CENTRUM PUCP

Por su parte, Percy Marquina, director general de Centrum PUCP, comenta que la matrícula en el 2020 se vio afectada en no más de 5%. De esa cifra, la mayoría de alumnos pidió a la institución que se les permita una pausa. Al cierre del año, el total había retomado sus estudios.

“Inicialmente la matrícula se vio afectada en no más del 5%. No fue un retiro absoluto. Eran solicitudes de congelamiento del programa, algo similar a lo que ocurre, por ejemplo, con las membresías de los gimnasios”, detalla Marquina.

En esa línea, indica que el balance del 2020 es positivo, ya que el número de alumnos totales aumentó. “El incremento no se dio por los programas de grado, sino por los programas de educación ejecutiva, que registraron un aumento del 30% en el número de matriculados”, acota Marquina.

Para el 2021, según Marquina, la tasa de matrículas crecería a doblo dígito.

“Estamos anticipando el lanzamiento de programas híbridos, asincrónicos y apuntando a atender el mercado internacional, sobre todo a Colombia, Ecuador y Bolivia”, menciona el director general de Centrum PUCP.

UPC

En el caso de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), los resultados del 2020 superaron a los del 2019, indica Sandro Ragonesi, director ejecutivo de la Escuela de Postgrado, quien asegura que en el 2021 están registrado resultados aún mejores.

“En marzo del 2021 respecto al mismo mes del 2020, hubo un incremento de 30% en las matrículas. Es un resultado extraordinario”, afirma Ragonesi.

MIRA: Colegios privados en crisis por la pandemia: deserción y nuevas exigencias del Minedu los tienen contra las cuerdas

En esa línea, Ragonesi menciona que en la virtualidad la UPC vio una gran oportunidad para alcanzar a un público más grande respecto al que tenía en presencial, ya que actualmente las clases pueden ser atendidas desde cualquier lugar.

“Vimos que podíamos ampliar esos horizontes y las nuevas maestrías, que iniciaban en el 2020, podíamos lanzarlas a nivel nacional. Eso lo hicimos para las tres categorías: maestrías, programas especializados y cursos especializados”, detalla Ragonesi.

PACÍFICO BUSINESS SCHOOL

A su turno, Patricia Lam, directora de Maestrías de Pacífico Business School, señala que las matrículas durante el 2020 crecieron y que para este año esperan alcanzar un número similar al año previo.

En cuanto a las tasas de morosidad y de deserción, Lam indica que han mejorado, aunque aún no registran niveles prepandemia.

“La morosidad ha mejorado significativamente sobre todo porque quienes decidieron estudiar el año pasado ya lo hicieron con otra visión; incluso también mejoró la deserción, aunque todavía no llegamos a niveles de prepandemia”, acota Lam.

Una vez superada la pandemia, Lam menciona que se podría plantear continuar con algunas clases virtuales sincrónicas. Estas últimas, según Lam, les ha dado la posibilidad de captar alumnos de diferentes países de América Latina, así como a profesores de distintas latitudes.

UNIVERSIDAD DE PIURA

La Universidad de Piura (UDEP), por su lado, ha tenido resultados mixtos. Algunas maestrías no alcanzaron el número mínimo de alumnos, pero en otras lo superaron significativamente, afirma Martín Palma, director de los Programas de Posgrado y extensión de la Facultad de Ingeniería en Campus Piura y Sede Lima de la UDEP.

“Algunas maestrías no reunieron el número mínimo de alumnos, pero hay otras que tuvieron un gran desempeño, como, por ejemplo, la maestría de Ingeniería Vial que en la edición del 2019 tuvo un poco más de 20 alumnos pero en el 2020 se inscribieron 41”, explica Palma.

“A mi juicio, el 2020 fue un año mejor de los esperado”, afirma Palma, quien detalla que la morosidad se mantuvo a un nivel similar al registrado antes de la pandemia.

Al 2020, la UDEP no tenía programas de posgrado licenciados en la modalidad semipresencial o a distancia. “A futuro se está planteando la posibilidad de licenciar maestrías semipresenciales y en algunos casos, incluso hasta virtuales”, acota Palma.

UNIVERSIDAD PRIVADA DEL NORTE

Menos suerte, respecto a otras casas de estudios, tuvo la Escuela de Postgrado de la Universidad Privada del Norte (UPN). Wesly Balbin, jefe de la escuela, señala que un 15% de los alumnos decidió postergar sus estudios.

Ante ello, la UPN ofreció algunas facilidades de pago, lo que permitió que algunos retomen sus estudios y que este año estén registrando un crecimiento en la tasa de matrículas respecto al 2020.

“Las matrículas vienen experimentando un crecimiento a diferencia del 2020 debido al cambio de enfoque de los programas de diplomados y maestrías. Junto con especialistas de alto nivel y grupos de interés se diseñaron programas con una mención especializada, con los cuales se busca preparar al estudiante para enfrentar la nueva normalidad o en todo caso, pueda crear esta nueva normalidad”, afirma Balbin.

Detrás de los resultados positivos que están teniendo estas instituciones, las universidades destacan que la ‘virtualidad’ les ha permitido ofrecer sus programas a públicos de otras regiones del Perú e incluso, de otros países.



MIRA TAMBIÉN

VIDEO SUGERIDO

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir